miércoles, 24 de junio de 2009

VICENTE FERRER:LA PERSONA QUE DEVOLVIÓ LA ESPERANZA

Hoy he estado en el templo hindú, donde quitando la presencia de algunos políticos profesionales en la primera fila, y algunos más atrincherados por el fondo; ha sido un emotivo y pequeño gran homenaje a la figura de Vicente Ferrer. Que tras su muerte se perpetúe lo conseguido es lo que debe ser. Lo mejor de alguien así es que permite darte cuenta de lo pequeños y miserables que podemos ser. Como en las creencias hindúes su alma sigue viviendo con nosotros y se puede reencarnar en otro cuerpo ...
Más de 250.000 personas se han despedido de Vicente Ferrer:

domingo, 21 de junio de 2009

OTRO MUERTO MÁS

Ayer estuvimos en la puerta del Ayuntamiento de Ceuta. La sensación fue penosa como casi cualquier respuesta popular en Ceuta, salvo que se reparta algo, o se ofrezca algo a cambio. Seguro que en la mejilloná, o en la polvoroná, o en cualquier cosa más que termine como ná, a fin de cuentas lo que son: ná, habría muchísima más gente. Solo una decena de personas enfrente, unos 20 del gobierno local y el PP, unos 10 de delegación del gobierno y PSOE, miembros de la UDCE, representación de la Policía y algunos "ectópicos" más de sindicatos (AUGC), CCOO, de las Asociaciones de Vecinos, y supongo que alguna representación más habitual, por tanto la representación institucional y de organizaciones más que aceptable. Pero el acto de concentración no era para lucir el palmito los políticos y sus adláteres habituales de determinadas organizaciones, ni para regodear su ego con declaraciones a la prensa; era para que la ciudadanía mostrase su repulsa a un asesinato más de ETA, de un ciudadano con nombre y apellidos: Eduardo Puelles.
¿Dónde estaban los políticos del PP y del PSOE el día 25 de mayo, cuando en plena campaña Maite Pagazaurtundúa nos visitó? UPyD anuló ese día sus actividades de campaña electoral y acudió al acto y a la proyección del documental Corazones de hielo, basado en el personaje de Antígona.
¿Es que no se puede organizar por los que nos desgobiernan, algunos de los cuales tienen la mayoría absoluta en Ceuta, para que todas las organizaciones, asociaciones, etc... sepan que hay una concentración? ¿O a lo mejor es que si lo hace solo la Federación de Asociaciones de Vecinos no acude casi nadie? Algo falla y como venimos escribiendo desde hace tiempo el "agujero negro" que existe entre los gobernantes y los gobernados se perpetúa. Ni siquiera las asociaciones que supuestamente representan a la gente pueden motivar a casi nadie. Las excusas ya se saben: sábado, fin de semana, buen día de playa, etc... Solo un ciudadano enfrente de la concentración de políticos elevó la voz y pidió CADENA PERPETUA para los terroristas: fue la voz que clama en el desierto. UPyD que estaba representada por su Coordinador territorial en Ceuta, quizás fue el oído que escucha en el desierto. Con la excepción de Juan Amado de la AUGC, nadie se quejó de la ausencia de ciudadanos, será que se han acostumbrado.

viernes, 19 de junio de 2009

POLÍTICAS TRANSVERSALES y OPORTUNISMO POLÍTICO

Fue Norberto Bobbio quien escribió la propuesta de TRANSVERSALISMO IDEOLÓGICO. Basaba esta propuesta en tres aspectos: Paz, Derechos humanos y Democracia, de forma tal que ante la realidad social se adopta una postura de flexibilidad contínua, más parecida a una predisposición positiva (talante) que a una postura definida ante las soluciones para los diversos problemas a los que ni el socialismo, ni el liberalismo, y mucho menos los nacionalismos han podido ofrecer.
¿Pero qué es ser transversal? Ser defensor de los derechos humanos es ser transversal, ser demócrata es ser transversal, ser laico es ser transversal. En economía ser transversal es favorecer que los organismos reguladores del mercado y las autoridades internacionales financieras “pesen” en las decisiones, pero no para regular el mercado hacia donde interesa a algunos, sino precisamente para que la equidad y la justicia imperen. Esto nos aleja de los neoliberales de forma absoluta. También de los socialistas, en los que determinadas políticas imperarán aún a costa de cargarse el tejido empresarial.
Si algo que no pueda soportarse más es el contínuo bombardeo mediático por parte de los políticos más representativos de los partidos mayoritarios, que intentan a modo de luz de gas ocultar la realidad subyacente de corruptelas generalizadas, instrumentalización de la política para enriquecerse y dar por sentado que la forma (la única forma) de hacer política es la pelea pública, los acuerdos basados en el mutuo beneficio y el reparto de la “tarta” para que todos los “amiguetes coman” de la “olla pública” (como me decía un viejo correligionario socialista, entonces amigo).
A todo ese lamentable escenario hay que añadirle que por mucho que se empeñen algunos las denominaciones clásicas: izquierda, derecha, centro, demócrata-cristianos, socialdemócratas, comunistas, anarquistas, etc…) su proyectos se han agotado en el tiempo y el espacio, debiéndose enfrentar con la realidad de que sí existen otras ideologías, ( si Vd. quiere neoideologías) que pueden resolver los problemas de la res pública de una manera eficiente, ante el fracaso evidente de las soluciones que aportan los que quieren seguir siempre siendo y dando más de lo mismo. Ni se resuelven los problemas de la participación política, ni se resuelven los problemas de la ciudadanía.
Ante este evidente secuestro del pensamiento ciudadano surgen nuevas corrientes políticas que podemos y debemos llamar transversales, contrapuestas a soluciones políticas de tipo clásico como hemos dicho anteriormente, o también contrapuestas a soluciones de tipo populista (como ejemplo el PP ceutí, y que comparte el PSOE en algunos aspectos). Este tipo de partidos populistas se configuran como partidos de tipo clientelista sin ninguna aspiración ideológica más allá de conseguir el poder y en algunos casos (los menos) hacer la gestión mejor posible. Así se explica la fagocitosis indiscriminada de Ceuta Unida y del GIL. Son partidos absolutamente pragmáticos, ya que no importa de dónde vengas, ni quién seas, solo importa que sigas al que manda y cultives el terreno que te digan.
Por eso una tercera elección para la ciudadanía es UPyD, un proyecto en progresivo crecimiento y que con ideología propia claramente definida e inmersa en la realidad de día a día donde nuestros conciudadanos tienen que sobrevivir a pesar de nuestros gobernantes y a pesar de los partidos al uso.
Publicado en:
http://www.elpueblodeceuta.es/200906/20090621/200906218201.htm
Julián Domínguez.
Coordinador-Portavoz de UPyD en Ceuta.

UPyD y el TRANSVERSALISMO POLÍTICO

El intento de UPyD para intentar motivar a la ciudadanía para que despierte y salga del adormecimiento a que los poderes fácticos la tienen constreñida parece que empieza a funcionar.
Ya Ortega escribía que: "La vida es una actividad que se ejecuta hacia adelante, y el presente o el pasado se descubren después, en relación con ese futuro. La vida es futurición, es lo que aún no es”, con lo que Ortega y Gasset nos indicó hacia donde caminar “buscando la cuarta dimensión de tu yo, tu prójimo, tu comunidad”. Decía que España podrá ser eso o nada.
Ninguna herramienta mejor que el transversalismo para poder conseguirlo, adaptando las soluciones comunitarias que hagan posible lo necesario para España, desde un punto de vista pragmático pero no oportunista. Esta consideración que se aleja de los planteamientos del instrumentalismo político de los partidos mayoritarios, se acerca sobremanera a la definición que Mounier hacía del Estado de Derecho, garantista de derechos fundamentales del ciudadano y de derechos sociales afectos al bien común, exigiendo al Estado de Derecho la protección contra el abuso de poder, limitando los poderes del Estado, contrapesando los poderes centrales con los regionales (autonómicos, locales, etc…). Y esto nada mejor que aplicando criterios de optimización de la democracia, una de las cuestiones fundamentales que UPyD abandera: la regeneración democrática. Limitar el poder en el tiempo, limitando la duración de los mandatos políticos. Limitar el poder de las estructuras partidistas propugnando las listas abiertas y la libre elección de cargos públicos. Limitar el ámbito de los poderes del Estado con la independencia del poder judicial. También escribía Mounier que la soberanía no siempre puede fundarse en la autoridad del número, esto aunque no lo podemos compartir, sí que se tiene que tener claro que no por ser mayoría se tiene la razón. Han sido clamorosas las decepciones que nuestros recientes presidentes del gobierno y líderes políticos de todo pelaje nos han servido: falsas soluciones a la crisis económica, errores de bulto en la política antiterrorista, política internacional errática y desordenada, etc… Si peleamos por la mejora de la democracia tendremos que demostrar mediante nuestra argumentación por qué son mejores nuestras propuestas. La respuesta es fácil: porque además de basarse en el sentido común como ya hemos escrito, porque también se basan en evidencias, si no científicas siempre, al menos culturales.
Pertenecer de verdad a una comunidad política es sentir que las decisiones de la ciudadanía acerca de su destino sí pueden tomarse por los ciudadanos. Los partidos mayoritarios, ahora PP y PSOE tienen una deuda histórica con la ciudadanía española, porque tienen que devolver las decisiones a la ciudadanía. Es evidenciable como la ciudadanía afronta una resistencia pasiva mediada por el abstencionismo y la nula participación política, lo que se fomenta por el poder de los partidos gobernantes. Abstención que se acusa más cuanto más alejado esté de la ciudadanía el centro de poder, y participación que se acusa más cuanto menos “haya que repartir”. Ese no puede ser el legado que deje el siglo XX en la democracia de su último cuarto de siglo. UPyD quiere y tiene que conseguir que en el siglo XXI en España la regeneración democrática sea el paradigma del ejercicio político, porque para reafirmar la democracia hay que fomentar la iniciativa y la participación popular, si no, estamos condenados al fracaso de una democracia de partidos, de momento el mejor de los sistemas políticos conocidos.
Julián Domínguez.
Coordinador-Portavoz de UPyD en Ceuta.

martes, 16 de junio de 2009

UPyD A QUIEN LE QUITA VOTOS - DIFERENCIAS CON EL PSOE. UN PARTIDO PARA EL SIGLO XXI

UN PARTIDO PARA EL SIGLO XXI
Vamos a continuar hoy con nuestro posicionamiento político respecto al resto de partidos. Frente a aquéllos que piensan que hace falta incardinarse en un bloque político claramente definido y a la antigua usanza (izquierda-derecha, demócrata-cristianos, liberales, radicales, etc...), nacen nuevos partidos políticos por la necesidad de una sociedad que entró en crisis de sus valores fundamentales y ante la indiscutible expresión de la ciudadanía que ya en febrero de este año en la encuesta del CIS en más de un 60% dice que NO CREE EN LA POLÍTICA. No es de extrañar: trileros, ministros que no saben que hay que tener una licencia de caza en cada comunidad autónoma (lamentablemente), diputados chuletas, parlamentarios vagos que ni acuden a los plenos, ministras que no saben la diferencia biológica entre un ser vivo y otro por su diferente composición cromosómica, engaños públicos de creación de ministerios como el de Deporte, etc... asuntos ni siquiera dignos de una república bananera. Si esta ensalada política la aderezamos con las entradas en la arena política de engendros como el GIL o el partido de Ruiz Mateos (no voy a citar a candidaturas de pequeña cuantía como la de Ciudadanos Cabreados y Agobiados, etc...), ¿cómo va a creer en la política la ciudadanía? Se les ha engañado una y otra vez. Se les promete una y otra vez durante las campañas, y hasta se les utiliza pidiendo su voto por lo que se les dió en determinado Plan de empleo, o en determinada convocatoria. Por muchos está asumido que quien llega al poder lo utilizará para beneficiarse del mismo y para beneficiar a sus amistades. El nepotismo elevado a la enésima potencia, ya quisiera Maquiavelo en El Príncipe dar algunas lecciones sobre el ejercicio del poder más abyectas que las que nos ofrecen algunos de los políticos actuales. Fíjense si no, aparece el debate del aborto justo antes del debate del estado de la nación, y luego, fútbol, mucho fútbol, además ahora que somos los mejores y jugamos en la champions.
Pero vamos a lo nuestro, aunque en esta entrega solo daremos algunas pinceladas, sin querer ser exhaustivos y posteriormente analizaremos temáticamente cada uno de los aspectos diferenciales comparándonos con otros partidos. Para empezar diremos algo del modelo territorial que parece ser la madre de todas las batallas entre la periferia y el centro. Ni conseguimos ser un estado federal, ni confederal, ni regional, ni verdaderamente autonómico, y ya mucho menos centralista. Somos un modelo asimétrico, heterogéneo y las más de las veces surrealista e incoherente.

COHESIÓN NACIONAL: una de las diferencias fundamentales con el PSOE está en nuestra absoluta oposición a las esquizofrénicas propuestas de algunos nacionalistas defendidas por PSOE e IU, no solo por su secesionismo, sino también por su cuestionamiento de los símbolos constitucionales, y en su menor grado por su egoísmo y falta de solidaridad con el resto del Estado. Solo hay que analizar el Estatuto de Cataluña, y su gobierno uno de cuyos elementos se declara INDEPENDENTISTA; o mejor aún, la reciente votación para intentar consolidar de forma más que efectiva y unánime el concierto económico vasco. La "izquierda" se parte el pecho por ello, y nada menos que el supuesto partido consolidador de la unidad nacional, el PP, también vota a favor: unanimidad, si no fuera porque hay un diputado de UPyD que votó en contra. Una vez más la supuesta izquierda más "defensora del progresismo" que nunca y más "revolucionaria" que nunca, se presta a defender a las arcaicas instituciones forales, y a eso echan una mano los "liberales" de la supuesta "derecha". Esto es un ejemplo de como se acaba no creyendo en la política. UPyD sí defiende lo mismo en el País Vasco que en el resto de España. Si queremos ser más iguales tendremos que eliminar privilegios. De esa forma el modelo territorial será uniforme y los ciudadanos serán más iguales. Este igualitarismo solo puede conseguirse mediante la solidaridad entre los pueblos de España. Y precisamente no es la izquierda la que está dando ejemplo de ello como se puede demostrar.

EDUCACIÓN y SANIDAD: Devolución de las competencias al Estado. El desarollo del modelo territorial que acercaba la Administración Pública en nombre del artículo 103 de la Constitución Española mediante la descentralización y la desconcentración del poder político a la ciudadanía, acaba convirtiéndose en los Reinos de Taifas, se olvidaron de la parte final de la frase constitucional: coordinación. Ya a todos les parece normal que haya 19 programas educativos (ó 18 si contamos juntos a Ceuta y Melilla que dependen directamente del Ministerio de Educación), 19 calendarios vacunales infantiles, 19 servicios de vigilancia epidemiológica, 19 planes de salud (si es que han hecho sus deberes todas las comunidades y ciudades autónomas), y un largo etcétera. Las comunidades pelean por llevarse más competencias, más dinero y consecuentemente "colocar" a más correligionarios de sus partidos. La tasa de fracaso escolar es un ejemplo deleznable de esta situación, a la que no puede dársele una respuesta uniforme en todas las comunidades autónomas dadas sus competencias. Si a eso le unimos propuestas difícilmente realizables en todo el territorio nacional como la de la entrega de ordenadores portátiles a toda una cohorte infantil, haremos aún menos igualitario nuestro Estado Español. La perversión en el desarrollo de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que de ser un elemento de formación en valores para el futuro ciudadano, se ha convertido en una defensa panfletaria de la política coyuntural de algunas comunidades autónomas. Añadir problemas sanitarios como las surrealistas situaciones de traslados de pacientes entre comunidades autónomas con devolución consiguiente porque "a mí no me toca" (La Rioja-Aragón-País Vasco) este by-pass o esta coronariografía, es algo incomprensible en un Estado que ha alardeado de su antigüedad y de su presencia como líder en un período de la historia mundial. Y si nos ponemos a analizar las respuestas tanto en la Pandemia Gripal, donde determinadas comunidades autónomas en aras de no sé qué conocimiento científico quieren medidas diferentes a otras, o como en algunos programas de salud que debieran ser estatales y en donde las diferencias son tan abismales, que desde luego nos hace infinitamente menos iguales (tuberculosis respiratoria, p. ej.).

SEPARACIÓN EFECTIVA DE LOS PODERES DEL ESTADO: está claro que la intromisión del Poder Ejecutivo en el Poder Judicial es la nota dominante de la última legislatura y gran parte de la presente.Sin la independencia a ultranza del poder judicial España está condenada a plegarse por sentencias trascendentales al libre albedrío del Poder Ejecutivo.
En cuanto al LAICISMO, si realmente se es tan "progresista" como algunos se autotitulan, porqué no denuncia el Concordato y se actualizan las relaciones con el Vaticano. Que la religión esté al margen de las decisiones políticas es algo que no solo refuerza al Estado, sino que hace ir de la mano, como en las listas de UPyD a cristianos, judíos, ateos, musulmanes,... porque la religión solo debe estar en el ámbito privado de la persona. La reforma del artículo 16 de la Constitución Española es necesaria, y además se debe realizar con mesura respetando la historia y las relaciones con la Santa Sede, pero teniendo claro que un estado laico, no es un estado aconfesional.
Respecto a la política antiterrorista, el rechazo al diálogo del gobierno con ETA, asunto que más dolor ha producido a muchas familias españolas, ha sido y será nuestra gran diferencia. Con los terroristas no se dialoga, se les combate democráticamente y con la fuerza de la legalidad vigente.

ECONOMÍA-FISCALIDAD: que la crisis económica tiene componentes internacionales nadie lo duda, pero que la acción gubernamental ha conseguido agravarla yo creo que tampoco nadie lo duda. Medidas parciales, inconexas, basadas en antiguas recetas que solo nos van a llevar a aumentar los costes sociales sin mejorar la productividad, han llevado a España a donde está: en la tasa de paro más alta de la UE. Ya ni Solbes creía en la propia capacidad del ejecutivo al que pertenecía. Los organismos reguladores del mercado han fallado, las previsiones económicas han fallado, los presupuestos generales del Estado se hicieron mal, y como consecuencia para el pobre ciudadano pagador impenitente: te suben la gasolina, bueno, para mejorar la salud de todos (y te suben el tabaco, lo que no está nada mal también y me refiero a la salud de todos). Esa es la forma fácil de gobernar, si me falta para llegar a fin de mes, pues subo los impuestos. ¿Y si nosotros no llegamos a fin de mes? No hay problema. Nos prometerán otros 2.500 euros por hijo, nos descuentan 400 en el IRPF, o lo que haga falta. Medidas como las citadas no han llevado más que a un aumento superfluo del gasto público que en el contexto individual mejoran muy poco la situación socioeconómica del contribuyente, cuando realmente la mejora en guarderías por poner un ejemplo sí supone un avance y es una necesidad social. Y mejor ni hablar del dinero que el Estado ha prestado a los que han estado ganando dinero durante tanto tiempo a costa de todos, y además a los que han malgestionado nuestro dinero comprando bienes mobiliarios de dudoso valor.

Mientras el PSOE se preocupa básicamente por el individuo en un concepto ideológico trasnochado y así lo cita reiteradamente; UPyD se preocupa ante todo por el/la ciudadan@, ese concepto helénico a recuperar, que con listas abiertas, elección directa de algunos cargos, como nuestr@ Alcalde-President@ de la Ciudad Autónoma, y con la limitación de mandatos, evitando situaciones chavistas de inescrutable trascendencia para la evolución de este primer período democrático de España en el siglo XXI en algunas zonas de España.
En definitiva, se puede ser del Barça o del Real Madrid y ser de UPyD, no le va a pasar nada. Y además muchos nos hemos animado por el ejemplo de personas como Sabater, Mikel Buesa, Boadella, Aurelio Arteta, Álvaro Pombo,… que llevan años luchando por la sensatez y por la democracia, y también por la Constitución. En un análisis postelectoral de las generales del 2008, se dice que los que optaron por apoyar la candidatura de Rosa Díez parecen tener un perfil escorado hacia la "izquierda" en temas de contenido ideológico (inmigración, gasto social, adopción por parejas homosexuales, religiosidad…), en cambio en temas territoriales y de política antiterrorista, por el contrario, tienen una postura mucho más cercana a los "populares" que a los socialistas, de acuerdo también a su posición en la escala de “españolismo”. Respecto a su procedencia, en su mayoría provienen del PSOE (36,2%), el PP (27,8%) o la abstención (22,9%). Está claro que hace falta un tercer gran partido nacional. Un partido equilibrado ideológicamente, un partido por y para el siglo XXI.
Publicado en:
http://www.elpueblodeceuta.es/200906/20090617/200906098201.htm

Julián Domínguez.
Coordinador-Portavoz de UPyD en Ceuta.

domingo, 14 de junio de 2009

UPyD A QUIEN LE QUITA VOTOS - DIFERENCIAS CON EL PP

Ni nuestros resultados han sido tan buenos como muchos esperaban, ni tan testimoniales como otros esperaban. Ni las críticas a que nuestro programa se centraba en la izquierda y por eso le restábamos votos al partido socialista, por cuestiones relativas sobre todo a los derechos individuales; ni al contrario, las críticas a que nuestro programa se centraba en la derecha y por eso venían a UPyD votos procedentes del partido popular, por nuestra insistencia cobre cuestiones relativas a la devolución de competencias sobre derechos sociales y a la unidad del Estado, parecen haber sido ciertas.
Pués bien, unos y otros erraron en el diagnóstico como era de esperar. UPyD realmente no le quita votos específicamente a ninguna formación política, ya que su fundamentación ideológica se centra sobre la transversalidad, y que sepamos en España, no nos consta a excepción de la presencia de Ciudadanos (testimonial en estas elecciones, y con una complicada situación interna), partido alguno cimentando en la misma.
¿Entonces, de dónde vienen los votos? Bien está, que esos votantes hayan votado anteriormente al PP o al PSOE, eso parece indudable por los recortes en Asturias y Murcia por ejemplo. Pero esas diferencias regionales pueden muy bien explicarse por el comportamiento local de las direcciones de ambos partidos, y también por la propia idiosincrasia de esas zonas y por el ejercicio del poder de ambos partidos en dichas comunidades autónomas.
Hemos escrito en estos días que UPyD es el Partido del Sentido Común, y no voy a volver a insistir en dicha afirmación. Luego en otra colaboración hemos seguido hablando de nuestra fundamentación ideológica y hoy vamos a hablar de nuestras diferencias con otros partidos. Muchos ciudadanos están hartos de estar hartos, viendo el comportamiento de los políticos que les representan: malas formas y descalificaciones a los miembros del partido que le puede hacer sombra, sombras o hechos de corrupción más que probada en PP y PSOE (Valencia, Málaga), etc....
Hay quienes con no muy buena idea nos califican de que defendemos lo mismo que el PP, y vamos a explicar, esa vamos a decir inexactitud, por ser benevolentes.
El PP, aunque ya no está en Navarra junto a UPN apoyó sin dudarlo la inmersión lingüística en dicha comunidad autónoma, propiciando muchos los problemas sobre el uso de la lengua común una vez más.
El PP cooperó activamente en las políticas lingüísticas en Galicia y Baleares, aunque luego ha maniobrado, entiendo que torpemente, sobre todo en Baleares.
El PP apoyó a la discriminación positiva, junto a Coalición Canaria, para la preferencia de los isleños al empleo.
Mucho menos contribuyó el PP al cierre del modelo competencial autonómico con la cláusula CAMPS en la comunidad autónoma de Valencia, atribuyendo el techo competencial de la comunidad a la que más autogobierno tuviera en España, todo un ejemplo de pelea a codazos entre las comunidades autónomas.
El PP apoyó el Manifiesto de la Realidad nacional de Blas Infante en Andalucía.
El PP en defensa de las libertades apoyó el Comité Audiovisual de Andalucía similar al de Cataluña, con competencias plenas de policía administrativa sobre los medios de comunicación. Dicho órgano mereció la protesta del Comité Mundial de Libertad de Prensa por sus tendencias censoras evidenciables.
Fueron miembros del PP los que desde el inicio de la actual etapa democrática consiguieron tras instar a la autoridad judicial el SECUESTRO de periódicos (Ruiz Gallardón: Cambio 16 a los principios de los 80), el VETO a PRISA de Mariano Rajoy cuando se negó a debatir; litigios penales con Federico Jiménez Losantos en 2007-2008 y el litigio de José Manuel Soria y Carlos Sosa Báez entre 2006-2008.
Y cuando nos dicen muy suavemente que "lo hemos recurrido, pero el PP estará a lo que establezca el Tribunal Constitucional respecto al Estatuto de Autonomía de Cataluña", pues Vds. mismos quédense con la idea que quieran, cuando realmente el Estatuto de Cataluña es claramente ilegal porque promueve la relación bilateral entre España y Cataluña como si fuesen estados diferentes. UPyD va a seguir peleando porque ninguna comunidad autónoma decida sobre su educación y su financiación, porque si no, hemos roto la unidad del estado, ya que cada comunidad autónoma decidirá cuánto y cómo será el presupuesto que recibe, como pasa con la cláusula Camps, que las sumas no saldrán. O mejor, todo para ellos. Todo para quedar bien con CiU e intentar gobernar en Cataluña, una vez más la perversión de llegar al poder a toda costa les traiciona a sí mismos como ocurre en el PSOE.
Aún peor cuando Mercedes De Cospedal ha hablado del programa económico de UPyD diciendo que es de izquierdas, cuando en criterios de incentivación de la iniciativa privada (si Vd.lo quiere llamar liberalismo económico, llámelo como quiera) cuando el PP va de ida, UPyD va de vuelta,y si no vean nuestro programa político elaborado por Mikel Buesa. De la misma manera que cuando en la defensa de la lengua común cuando UPyD ya había pasado de largo, el PP estaba pensándoselo. Bueno, son cosas de ser un partido tan "grande", porque hay que contentar a muchos y muchas. Pero lo peor, lo peor de todo, es que en sus mensajes y sus programas no se defienda lo mismo en todas partes de España, eso para un partido que se llama nacional es engañarse a sí mismo, y por ende, a los suyos y a sus votantes. Eso lleva al oportunismo político que PP y PSOE no pueden más que fomentar, ya que así se puede llegar al poder antes, o mantenerse en el mismo.
Ya lo dijimos el 10-10-2007: “No queremos asociados con prebendas o que vivan de la política" (El Faro de Ceuta). UPyD va a negar la admisión a aquéllos que no esté claro para qué vienen al partido. Ya han acudido al partido cargos del PP, del PSOE y de partidos locales independientes con problemas en sus partidos que llamaron a la puerta de UPyD, y al exigirles que renunciasen al cargo público como requisito indispensable para afiliarse nadie lo ha hecho.
En próximas entregas hablaremos de nuestras diferencias con el PSOE, y no piensen los lectores que son pocas, son tantas o más que con el PP.

Julián Domínguez.
Coordinador de UPyD en Ceuta.

sábado, 13 de junio de 2009

RESULTADOS ELECTORALES y FUNDAMENTACIÓN IDEOLÓGICA

Antes de hablar un poco sobre los resultados electorales del partido en Ceuta, no puedo dejar de seguir explicando a algunos nuestra fundamentación ideológica, lo que vamos a repetir unas cuantas veces más, sobre todo para que nadie venga con la cantinela "de que no tenemos ideología", crítica que suele venir además del entorno del PSOE, y además del PSOE en Ceuta, así que para cualquier observador avezado, lo mejor es no hacer comentario alguno.
Pero también y entre pasillos del Juzgado de Lo Social llegó en su momento la misma crítica en boca del Sr. Francisco Márquez durante las elecciones generales del 2008, actual Consejero del PP en Ceuta y Coordinador de Campaña en estas y las anteriores elecciones. ¡Qué eufemismo! porque lo que quería decir era simplemente que le fastidiaba que existiéramos. Desde luego hay que ser bastante cínico para decir eso y haber militado en el GIL, y con cargo; aunque para ser sinceros, su gestión en Sanidad fue mejor que la de los anteriores y posteriores, vamos que el nivel no hacía falta que fuera muy alto, pero lo hizo mejor.
Terminado el grueso del proceso electoral, y aunque está claro que nos hubiera gustado sacar muchísimos más votos, nos han felicitado desde el momento de terminar la campaña electoral desde dentro del partido, y desde fuera incluso en la prensa local. Nos han felicitado por nuestros resultados desde Andalucía (Cádiz, Málaga, Granada), de Castilla-León, de Madrid, y un largo etcétera. Lo negativo es que quienes han ganado de verdad son los que no han votado, porque un 46% de participación nacional y un 32% de participación en Ceuta (la más baja otra vez de toda España) es decepcionante. Ni la campaña institucional ha funcionado, ni los diversos y múltiples gobiernos han hecho lo suficiente, y mucho menos los partidos mayoritarios que con su debate y sus actitudes han propiciado aún más la abstención.
Nuestro resultado supone que siendo aún pequeño para nuestros objetivos más importantes, respecto al resto del partido es un resultado excelente, de los mejores de España, mejor aún en el comparativo con el resto del partido que el resultado de las elecciones generales del año pasado. El problema es que no es suficiente porque para intentar trabajar para la regeneración democrática en nuestras instituciones, para poder hacer cambios sustanciales por la igualdad de la ciudadanía y para mejorar las condiciones socioeconómicas, hay que entrar en la Asamblea de Ceuta pisando fuerte y defendiendo lo que son nuestras banderas. Claro que para eso hemos de explicar dentro y fuera del partido con más intensidad nuestra ideología. Hay que insistir en explicar qué es ser progresista de verdad, y porqué nosotros somos progresistas. Hay que explicar qué es un partido transversal y en qué se diferencia de los partidos clásicamente definidos por ideologías constreñidas por fundamentos arcaicos, y porqué eso hace que se pueda defender una propuesta que defendería un partido clásicamente definido de "derechas" y porqué en otra ocasión puede defenderse una propuesta que podría llamarse de "izquierdas". También hay que explicar y tener muy claro qué es ser laico, y qué supone respecto al resto de fuerzas políticas. A veces todo eso es difícil, porque la perversión del lenguaje político que los partidos mayoritarios han venido fomentando a lo largo de esta todavía pequeña etapa democrática de España, hace que etiquetas como la de liberal, la de progresista, igualdad, o laicismo,... tengan significados diferentes en boca de dirigentes de diferentes partidos. Pongamos un ejemplo: respecto a la igualdad los partidos al uso suelen quedarse en la corteza del asunto, de forma tal que igualdad es la simple declaración del artículo 14 constitucional y se les llena la boca al decirlo. A UPyD no le basta, la igualdad que propugna UPyD está no solo en el artículo 14 de nuestra Carta Magna, sino básicamente en la igualdad del artículo 9 (Igualdad de Oportunidades), más claro, de poco sirve que digamos que le damos a todo el mundo el derecho a la educación, si luego no le damos becas suficientes para que puedan estudiar. De poco sirve que le demos a alguien una citación en una consulta en Madrid a cargo de la Seguridad Social, si no tiene dinero para desplazarse hasta Madrid o para poder pernoctar allí. Esto es solo un ejemplo, pero puede aplicarse a muchas cuestiones como la etiqueta de liberal, que suele darse a la hipotética "derecha". Si vamos al diccionario de la Real Academia, entre una de sus acepciones está: partidario de la libertad individual y social en lo político y de la iniciativa privada en lo económico. Siendo reduccionistas y con esta definición parece que a quienes propugnan ante todo el desarrollo de las libertades individuales (como lo hacemos nosotros) estaríamos escorados a la derecha, pero claro si aplicamos este "liberalismo" al respeto a la despenalización del aborto en determinados supuestos, o a una ley de plazos suficientemente seria, o a la libertad a la elección de la identidad sexual de la ciudadanía, a lo mejor nos ponen en lo más extremo de la izquierda. Y si lo que queremos ante todo es que se fomente en su máxima expresión la iniciativa privada para reactivar la economía seremos a lo mejor muy "de derechas". Yo creo que con estos ejemplos, que tanto gustan al PP, al PSOE, e incluso IU, y a numerosos grupos más pequeños (AES, etc...) para ubicarse o ubicar a los demás en el espectro político hacia lugares para ellos referentes porque son el objeto de su existencia, pero que no funcionan como dije en mi anterior escrito para un partido transversal, que es a fin de cuentas lo que he ejemplificado.
Volvamos a los resultados. Con los datos que nos da nuestro Ministerio del Interior y con la supuesta "normalidad" del día electoral en Ceuta hemos perdido 28 votos porque las actas de dos mesas electorales tienen un error de transcripción y constan en el partido una línea más abajo. Como el acta prevalece respecto a los datos de la Delegación del Gobierno, pues entonces la Junta Electoral de Zona te los quita. !OLÉ¡ y eso es lo que hay. Yo diría que vaya m... de democracia y de control por la Administración competente, vamos que 16 votos se los colocaron a Iniciativa Internacionalista. Es vergonzante como se pueden hacer esas cosas porque son legales. Son legales pero no son justas. Aún así, nuestro porcentaje sigue estando respecto al resto del partido en el mismo lugar, los terceros por comunidades autónomas por detrás de Madrid y Asturias; y los séptimos por provincias detrás de Madrid, Valladolid, Guadalajara, Burgos, Asturias, y Segovia. Por tanto debemos felicitarnos por los resultados y agradecer el gran trabajo realizado por Teresa, nuestra candidata, y por el resto de miembros del Comité de Campaña: Paco, Jacob, Luisa, Juan María, Inés, Virginia, Raúl, Javi; así como el apoyo de nuestras familias, la ayuda de nuestros inestimables amigos Pedro, Raj, Ropar, Gurjit y Sunny, y el sacrificio de nuestros interventores y apoderados, todos altruistas: nuestras dos Mª José, Mª Teresa, Pepe, Javi, Arancha, Encarni, nuestras dos Gloria, Federico, Fernando, Román, Mª Inés, María, Paquita, (espero no olvidarme a nadie), y el agradecimiento a los 691 votantes que sacrificaron una pequeña parte de su domingo en la playa o en cualquier lugar mejor (y a los 5 que nos votaron desde el extranjero, que no se me olviden). Todos ellos con su esfuerzo han hecho que pasemos de un 1,32% de voto a un 3,8% (el porcentaje de voto nacional de UPyD ha sido de 2,87%). Y eso con unos medios que para un partido mayoritario se calificarían de ridículos, pero a los que podemos dar lecciones de esfuerzo, sacrificio e ilusión, porque las gentes de UPyD sí quieren cambiar las cosas de verdad, no para llegar al poder y vegetar en la poltrona, porque si lo que quisiéramos es medrar en la política bastaría con habernos afiliado al PP o al PSOE, y allí con un poquito de persistencia y peloteo te puedes hacer un huequito para medrar con intensidad.
Así que ya empezamos a prepararnos para nuestros inmediatos retos: 1º nuestro Congreso fundacional en noviembre que dará forma a nuestra ponencia ideológica y a nuestra ponencia programática; y 2º las elecciones municipales que hemos empezado a preparar ya, sentando las bases de nuestro futuro programa municipal y de nuestras acciones destinadas tanto a reforzar los aspectos internos del partido, como la acción política del mismo. Este próximo martes nuestra Asamblea de afiliados, como siempre decimos en el partido del techo de cristal: con transparencia democrática y libertad personal para decidir.
Publicado en:

viernes, 12 de junio de 2009

EL PARTIDO DEL SENTIDO COMÚN


Dicen algunos que no tenemos ideología. Y lo dicen porque quieren que nos encorsetemos en antiguas y obsoletas calificaciones del espectro político. Tendremos que repetir hasta la saciedad lo que nuestro Manifiesto Fundacional afirma, que nadie nace siendo de derechas ni de izquierdas; y que además es preferible hablar de progresismo en vez de hablar de izquierda o derecha. Ser progresista es luchar contra las tiranías que pisotean la democracia formal, así como contra la miseria y la ignorancia que imposibilitan la democracia material. Y ni los actuales partidos de izquierda ni los de derechas tienen el monopolio del progresismo, aunque ambas tradiciones políticas han contribuido a él. Escribía Martínez Gorriarán que si hubiéramos de ubicarnos podríamos estar en el centro de gravedad en el confluyen tres ejes del espacio que se corresponderían con el Izquierda-Derecha, Reaccionarismo-Progresismo y Universalismo-Reduccionismo.
Dicen otros que somos de izquierdas, no solo porque algunos de nuestro partido hayan militado en el PSP de Tierno Galván (como el Prof. Sosa Wagner; o en el PSOE como Rosa Díez), y porque pretendemos evitar la desigualdad entre los ciudadanos cuando tiene causas económicas. Nuestro Manifiesto Fundancional dice que creemos que toda riqueza es social y se debe en último término a la sociedad, aunque provenga de la iniciativa individual que lícitamente se beneficia de ella. La mejor forma de redistribuir la riqueza socialmente acumulada son unos efectivos y accesibles servicios públicos para atender cuestiones básicas: educación, sanidad, comunicaciones, transporte, asistencia social a niños, minusválidos y ancianos, pensiones, etc… Unos servicios que han de tener calidad y deben gestionarse con eficiencia, evitando derroches en los recursos, mediante la concurrencia de los sectores público y privado, adoptándose las fórmulas que mejor respondan a los objetivos de atención a todos los ciudadanos y que, en todo caso, estarán sujetas a la supervisión del Estado. También dicen que somos de izquierdas porque respetamos y defendemos el derecho a elegir su identidad sexual cualquier persona, o porque somos rabiosamente laicos en un estado mayoritariamente cristiano.
Dicen otros que somos de derechas, porque defendemos que un Estado de Derecho necesita una lengua común, cuyo empleo no sólo es elección personal sino ante todo instrumento político para la realización dialéctica de la propia democracia. Todas las lenguas de nuestra nación son respetables y dignas de fomento, pero la castellana es además imprescindible como vehículo de entendimiento general y debate de las cuestiones que atañen a toda la comunidad.
Dicen otros que somos jacobinos porque pretendemos la vuelta de competencias al Estado de la Educación o de la Sanidad, precisamente para preservar a la ciudadanía de evidentes desigualdades que se dan en España (19 calendarios de vacunaciones infantiles, 18 sistemas educativos, etc..., hasta que no te atiendan en un hospital limítrofe a tu comunidad autónoma, o se extinga un incendio)
Dicen también que somos liberales porque entendemos que el Estado laico reconoce la fe religiosa como un derecho de cada cual y que solo está sometido únicamente a las leyes civiles.
Otros han comentado que somos socialdemócratas porque que propugnamos una regulación del gobierno y una intervención parcial en la economía. Nuestras propuestas programáticas de refuerzo de los organismos reguladores del mercado podrían ser un ejemplo de ello.
Y alguno más afirma que somos liberales-progresistas porque promovemos conseguir la mayor amplitud política en el campo económico, pero respetando los derechos de la ciudadanía, basado ante todo en una igualdad de oportunidades como la que propugna el artículo 9 de nuestra Constitución.
Alguno ha llegado más lejos diciendo que somos falangistas simplemente porque decimos que no somos de derechas, ni de izquierdas.
Si tuviera que calificar a mi partido debería hacerlo como un partido político progresista, laico, y transversal desde un punto de vista universalista, pero si se lo tuviera que explicar a alguien le diría que es el partido del sentido común. Un partido que desde la transversalidad propugna que la evidencia y la certeza no se discuta, algo así como pensar que no es un ser humano un feto de 13 semanas; y que lo mejor para los ciudadanos no pueda dudarse en bien de una ideología, algo así como que el estudio en castellano, nuestra lengua común no sea mejor para la educación de nuestros hijos como lengua vehicular, que otras lenguas, a las cuales no solo hay que respetar, sino también fomentar, pero no obligar a ser utilizadas como lengua vehicular por nuestros hijos. Esas son las cuestiones que entienden los españoles y españolas, pero hay quienes quieren en bien de sus partidos políticos que básicamente son organizaciones instrumentales para conseguir el poder, darnos una versión torticera de la realidad.
Si tuviera que calificar de donde viene la gente que se une a Unión, Progreso y Democracia, diría que puede venir desde el Socialismo democrático, pasando por el liberalismo hasta el Socialismo personalista de Mounier, pero normalmente de ninguno de ellos, sino que vienen atraídos por la aplicación del sentido común que hace mucho que abandonaron los partidos mayoritarios que siguen mirándose el ombligo y alentando a sus fans cada vez con mayor intensidad.

sábado, 6 de junio de 2009

FIN DE LA CAMPAÑA DE LAS ELECCIONES EUROPEAS 2009










Bueno, parece que ya se ha terminado nuestra segunda campaña electoral, y hasta la prensa nos dice que hemos hecho al menos lo mismo que el PP y el PSOE, pero no es verdad, hemos hecho mucho más y mejor. Y desde luego, a distancia de otros partidos sin representación como Los Verdes o IU. Cada vez son más los apoyos que nos transmiten, cada vez son más las personas que se nos acercan. La verdadera respuesta la tendremos mañana en las urnas, pero tanto si el resultado es positivo, como si no, vamos a seguir trabajando igual para las elecciones municipales para las que quedan dos años y a las que vamos a llevar una candidatura envidiable como la que hemos llevado ahora, y un equipo de gobierno si hiciera falta.
Hemos estado en la calle, hemos estado en los medios de comunicación y hemos tenido la ayuda inestimable de Gurjit, Raj, Sunny y Ropar, los cuatro hindúes que en su "cárcel dulce" han hecho lo que nosotros no hubiéramos podido hacer. Homenajearles no es suficiente y pagarles aún menos, eso se daba por descontado, haremos algo más cuando llegue el momento. La verdad es que tener a gente así atrapada entre Marruecos y la Península es indecente, injusto y solo puede estar ocurriendo por los necios que tenemos gobernando.
Entrevista de Teresa López en el diario El Pueblo de Ceuta: http://www.elpueblodeceuta.es/videos/2009/002540.swf