viernes, 20 de agosto de 2010

ESPAÑOLIDAD DE CEUTA Y MELILLA

UPyD-Ceuta en relación con las manifestaciones que el diario El Día efectúa el día 16 de agosto y hoy día 19 de agosto, y que anteriormente ha efectuado también en otras ocasiones, no puede dejar sin contestar dichas afirmaciones, como anteriormente hicimos con respecto a miembros del PNV o de ERC. Está claro que aunque no compartamos en absoluto la referencia a su independentismo radical ("EL DÍA, el periódico más leído en Canarias según el Estudio General de Medios -algo que es cierto- se caracteriza por mantener posiciones cercanas al independentismo de estas Islas. Se equivocan: cercanas no; radicalmente independentistas..."), como en el mismo comentario se afirma; no es posible entender como son los diarios los que hablan por sí solos, y no las personas. Aún así, en un estado democrático como lo es España, pueden decirse estas cosas, precisamente porque es posible la libertad de expresión, aun cuando dicha libertad de expresión no se utilice para el bien común. Los diarios no pueden ser independentistas, serán quienes en ellos escriban en todo caso. Por otro lado, las afirmaciones respecto a la españolidad de Ceuta y Melilla ("A Ceuta y Melilla también se les ha otorgado el estatus -lo decíamos antes- de ciudades autónomas para engañar a Europa y al mundo. A quienes no engañarán nunca es a los marroquíes, que quieren lo que es suyo y no van a ceder."), se vuelven contra el que lo escribe, porque si se arguye: "¿Qué sabe de Canarias un señor de Ceuta o Melilla? Si ni siquiera es capaz de situarnos correctamente en el mapa."; lo mismo podría decirse de él; pero precisamente por ese respeto a la libertad de expresión, no lo haremos, solo vamos a decir que no es la geografía, sino la voluntad de los ciudadanos lo que decide lo que un pueblo quiere.  Está claro que se pretendía el sensacionalismo con declaraciones como esta, y la intromisión en la soberanía nacional, por la que tienen que velar los representantes que elegimos democráticamente, pero porque algunos quieran vender más periódicos no van a vender a Ceuta, ni a Melilla, ni a sus ciudadanías; en este caso intentando decidir por otros y a miles de kilómetros (no solo de distancia, sino también de respeto democrático) sobre lo que la gran mayoría de los ceutíes y los melillenses quieren, que es ser españoles.
Julián Domínguez.