lunes, 2 de marzo de 2015

UPYD PRESENTA SUS CANDIDATOS EN MÁLAGA

Desde UPyD hemos querido transmitir desde sus inicios que 1es un partido de ciudadanos normales que quiere poner el país a funcionar; el partido de los ciudadanos deseosos de vivir en un país normal, frente a todo aquello que nos convierte en la excepción de Europa. UPyD es un partido de las personas que aspiran a tener vidas de clase media, razonablemente confortables y seguras, frente a todos aquellos que ponen en peligro su seguridad, su bienestar y su futuro: los corruptos. En estos días que hemos tenido que ver cómo la corrupción es la causa de la pobreza, UPyD es el partido anticorrupción. La corrupción no es únicamente un problema ético, es fundamentalmente un sistema que destruye riqueza, engendra pobreza y degenera la democracia, es la razón del sufrimiento de los españoles. UPyD es el partido anticorrupción porque es el único partido centrado en la gente, preocupado por recuperar todo lo que nos han robado, empeñados en llevar a los corruptos a la cárcel y convencidos de que solo previniendo la corrupción podremos evitar nuevas crisis y acabar con la pobreza. UPyD tiene equipo centrado, solvente y capaz de ponerse a trabajar desde el gobierno para hacer desde las instituciones lo mismo que hemos hecho desde la oposición, luchar contra la máquina de generar pobreza de la corrupción y volver a poner el país a funcionar para que la gente pueda vivir. En UPyD creemos que la unidad de los españoles es la única forma de acabar con la corrupción, restaurar la democracia y garantizar el progreso. España no es un conjunto de regiones o de países inconexos, tampoco es un conjunto de personas aisladas como islas a la deriva, España no es un conjunto de trincheras entre izquierda y derecha, entre arriba y abajo, entre catalanes y extremeños, entre vascos y manchegos, entre ricos y pobres, esa no es la España real, eso no es lo que vemos cuando salimos a la calle. No somos cosas distintas, no somos enemigos, somos una gran familia, una nación cuyo presente y cuyo futuro se ha puesto en peligro por quienes nos han traído a esta situación, los corruptos. En realidad no nos falta dinero, nos sobra corrupción. España es un país de gente luchadora, de gente trabajadora, de gente maravillosa que quiere seguir adelante, un país que puede funcionar. Y va a funcionar porque no falta talento, ni tampoco dinero. El paro y la pobreza no son una maldición, sino el resultado de la corrupción y del capitalismo de amiguetes. La corrupción cuesta al año, directamente, 48.000 millones. El fraude fiscal cuesta 70.000 millones. Los recortes en Educación y Sanidad han sido de 15.000; erradicar la pobreza infantil costaría 9.500; salvar la ciencia y tener una economía con futuro, sólo 320. Por eso acabar con la corrupción no es sólo un asunto ético: es esencial para el bienestar y la prosperidad de los españoles, para que el país funcione. Y UPyD sabe cómo hacerlo. 2015 es el año en el que los españoles elegimos qué país queremos para los próximos 40 años. En 2015 elegimos entre la construcción de un país a la altura de su gente, un país que funcione o un país fallido, la perdida de la oportunidad de recuperar un país de instituciones que gestionen y garanticen la normalidad, un país de oportunidades en el que vivir, un país que funcione, un país para la gente. UPyD está con la madre que no puede llegar a fin de mes y dar a sus hijos todo lo que desearía, con el padre frustrado y en crisis que al perder el empleo ha perdido también su estatus de sustentador principal de la familia, con el joven que no puede acceder al mercado de trabajo o que no puede estudiar, con la familia que ha perdido su vivienda, con los ancianos que han visto reducirse sus pensiones y no pueden encender la calefacción en invierno, con el ciudadano orgulloso y autosuficiente que se ha caído desde la clase media hasta la cola de un banco de alimentos. UPyD es la solución para el país indignado, asustado y desesperanzado que no puede tener la vida que se merece. UPyD es ser la única solución frente a quienes son un problema precisamente porque no aportan soluciones. UPyD es el partido de la gente normal, hemos llegado a la política para cambiar las cosas, no para cambiar las caras. Ya lo hicimos: en 1978 los españoles, unidos, sacaron lo mejor de ellos mismos.En 1978 los españoles decidimos olvidar el pasado y nos dimos la oportunidad para abrir España al mundo y al futuro, y dotarnos de un país en el que se pudiera vivir, un país de leyes justas y libertad, en el que todos tuvieran los mismos derechos, un país con trabajo y salarios justos, en el que estuvieran garantizadas la educación, la sanidad y el bienestar para todos, un país normal en el que la gente pudiera tener vidas normales. Para poder alcanzar ese gran logro colectivo que fue la Constitución, los españoles sacamos lo mejor de nosotros mismos y nos centramos en todo lo que teníamos en común: decidimos unirnos para darnos una oportunidad como país.
Ver: http://www.laverdaddeceuta.com/index.php?option=com_content&view=article&id=27631:upyd-presenta-a-sus-candidatos-en-malaga&catid=73:cartas-director&Itemid=528 http://www.elpueblodeceuta.es/201503/20150301/201503012102.html

No hay comentarios: